HISTORIA

El plan parecía absurdo, el riesgo excesivo y la solución descabellada.

La determinación de este pescador artesanal inspiró nuestro concepto.

Los viajes a nado de Olaya portando estrategias independentistas se hicieron más frecuentes. La ocupación española comenzó a flaquear ante el desconcierto de cómo podrían comunicarse los rebeldes ante tantos controles de seguridad. Un tiempo después, Perú declaraba su independencia definitiva y reconocía al joven Olaya como uno de sus grandes precursores.

Atrevido, demostró que todos los planes habían fracasado por no pensar alternativas de riesgo.

Encarnando esta historia como la nuestra, en un paisaje donde la comida fusión peruana parecía ya haberse escrito y las opciones de mejorarla parecían imposibles, nos aventurarnos a lo inexplorado. Y, movidos por el profundo convencimiento de que nuestros invitados están para más, nos embarcamos en esta aventura.

Basados en el mismo corazón de ese joven pescador que supo romper con toda la lógica de su época, creamos este espacio. Para quienes ante un paisaje establecido deciden ir por más en busca de nuevas opciones. Bienvenidos a un lugar donde los límites no existen.

Bienvenidos a Olaya. Atelier de cocina.